Todo eso que nos hace sentir jennísimos: las insurrecciones que enrulan el mechón lacié, el puctum, lo desprolijo, lo desubicado, el ello, el imaginario radical, lo ridículo, lo inocultable, la falla, lo que nos esforzamos por ocultar pero que se ve a la legua como un elefante dorado. Bienvenidos al blog de Jennísima.

martes, 7 de agosto de 2007

Esperando a que se haga la hora

Faltan 6 para las 6. Ya terminé de trabajar, pero sigo en el laburo. Mañana me voy de vacaciones así que me cago en lo que suceda en los próximos minutos.
Mi compañero de mesa, además de ser redactor como yo, pero sin cursar los 8 años de UBA, es guitarrista y tiene jopo. Usa pantaloncitos chupini y se le marca el bultini. Toca en una banda de rock, bahh, qué es el rock hoy, y me manda mails con los shows de su banda. Un día de estos los voy a poner en casilla de correo no deseado. Me voy 25 días y el pobre se las va a arreglar como puede. Traté de no dejarle ningún muertito, por lo menos que se note. Pero él está acostumbrado a hacerlo todo solito. Le va a ir bien.
Pablete, hacete cargo del rancho, no vas a tener drama.
Bueno, ya son las 6:04, es hora de irme.

0 comentarios: