Todo eso que nos hace sentir jennísimos: las insurrecciones que enrulan el mechón lacié, el puctum, lo desprolijo, lo desubicado, el ello, el imaginario radical, lo ridículo, lo inocultable, la falla, lo que nos esforzamos por ocultar pero que se ve a la legua como un elefante dorado. Bienvenidos al blog de Jennísima.

domingo, 13 de enero de 2008

se la ve tierna

De repente, me pareció erótico pelar una remolacha. Después de hervida apretarla entre mis manos. Resbalosa. Sacarle su envoltura presionándola desde la base, descubriéndola de arriba a abajo. La sujeto con las yemas de mis dedos con firmeza. Me tienta. La veo vulnerable. De repente, me pareció erótico pelar una remolacha.

2 comentarios:

luma dijo...

Consejito: hay que dejarle 2 o 3 cm de cabo antes de hervirla...
porque si le sacas todo el cabo, se desangra en el hervor y te juro, que cocida y desangrada, no tiene nada de erótico pelarla...me lo enseño un cocinero!!!! juajua
Besos jenni!!!!!

Nicolás Nunca dijo...

y a mí me pareció sensiblemente tierno tu pos.
Más que erótico.

mi abrazo

Nicous