Todo eso que nos hace sentir jennísimos: las insurrecciones que enrulan el mechón lacié, el puctum, lo desprolijo, lo desubicado, el ello, el imaginario radical, lo ridículo, lo inocultable, la falla, lo que nos esforzamos por ocultar pero que se ve a la legua como un elefante dorado. Bienvenidos al blog de Jennísima.

lunes, 26 de mayo de 2008

"Te lo digo yo, que soy una publicidad."

Qué suerte que hoy no me agarraste con el autoestima por el piso, porque si no te compraba.

1 comentarios:

Nicolás Nunca dijo...

Menos mal...

Al natural mistic es mejor.

Siempre.



Nicous