Todo eso que nos hace sentir jennísimos: las insurrecciones que enrulan el mechón lacié, el puctum, lo desprolijo, lo desubicado, el ello, el imaginario radical, lo ridículo, lo inocultable, la falla, lo que nos esforzamos por ocultar pero que se ve a la legua como un elefante dorado. Bienvenidos al blog de Jennísima.

jueves, 6 de noviembre de 2008

La moda, no incomoda.

Stencil en alguna esquinita de Av de Mayo, cerca de casa.

2 comentarios:

Beatriz Sarlo dijo...

El mercado promete una forma del ideal de libertad y, en su contracara, una garantía de exclusión. Hoy me visto de rojo punzó.

superior dijo...

Some of the content is very worthy of my drawing, I like your information!
costume jewelry