Todo eso que nos hace sentir jennísimos: las insurrecciones que enrulan el mechón lacié, el puctum, lo desprolijo, lo desubicado, el ello, el imaginario radical, lo ridículo, lo inocultable, la falla, lo que nos esforzamos por ocultar pero que se ve a la legua como un elefante dorado. Bienvenidos al blog de Jennísima.

lunes, 2 de febrero de 2009

Daltonismo

Entre las tantas confusiones que una puede tener sobre la vida, al pasar por esta esquina sumé otra más. Ahora no sé si donde veo amarillo es en realidad colorado, y si ese colorado que alguna vez me invitó un helado, era gay o no me quiso besar.

4 comentarios:

Una colorada dijo...

Un colorado fogoso que no te quso besar??? Gay

Beluga dijo...

jaja Jey!! sos muy graciosa, me copa leerte maal.

Te quiero!

Besos

Beluga dijo...

jaja Jey!! sos muy graciosa, me copa leerte maal.

Te quiero!

Besos

Jesunagranfrula dijo...

La vida es confusa amiga... lo bueno es que las mujeres no manifestamos el daltonismo... :?