Todo eso que nos hace sentir jennísimos: las insurrecciones que enrulan el mechón lacié, el puctum, lo desprolijo, lo desubicado, el ello, el imaginario radical, lo ridículo, lo inocultable, la falla, lo que nos esforzamos por ocultar pero que se ve a la legua como un elefante dorado. Bienvenidos al blog de Jennísima.

martes, 22 de septiembre de 2009

Tomo I. La patafísica, mi ciencia.

Hoy doy comienzo a una serie de experimentos, ensayos y teoremas que he dado a intitular:"Estudios sobre la i".

Creencia inicial:

7 comentarios:

lilA dijo...

yo leí la UNO sin punto... bue... se ve que no es apreuba de tontos jaja

Luis dijo...

genial!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

jajajaja

alelé dijo...

mmmm no se, como escribo yo la i sin putito puede confundirse con una r, y ahi se complica

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

la i con y sin puntito suenan indefectiblemente igual

Sabvransky (a la final me ganó Potolsky) dijo...

Y usted sabrá lo que dice, al ser la promotora de estos estudios y una purista del lenguaje.

Lo del puntito de la i... es un dilema de forma y contenido?

¡Jotapé! dijo...

En realidad, la i que suena ni tiene ni deja de tener puntito. Porque justamente es pronunciada y no escrita.

Dejo esa reflexión como un canto al viento.

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

jotapé. estás planteando un tema importantísimo. la i oral vs la i escrita. será incluida en prox tomos.