Todo eso que nos hace sentir jennísimos: las insurrecciones que enrulan el mechón lacié, el puctum, lo desprolijo, lo desubicado, el ello, el imaginario radical, lo ridículo, lo inocultable, la falla, lo que nos esforzamos por ocultar pero que se ve a la legua como un elefante dorado. Bienvenidos al blog de Jennísima.

jueves, 25 de marzo de 2010

Real life: La University for the woman of today

"La vida es la mejor universidad", dicen los que reniegan de la educación seria e institucionalizada. Y yo, con 10 años de UBA frotados por todas las neuronas, CBC y tesis incluida, te digo que a veces puede ser cierto.

La semana pasada tuve uno de los mejores momentos de mi vida, sin contar el último revolcón con Roberto: cambié el cuerito de mis canillas de la ducha. Sí, de ambas.Yo solita Silveyra tomé las herramientas con mis manitas de mujer emocional y enfrenté ese mundo tan masculino como lo es el de la plomería. Sin recurrir al hombre de neanderthal de pantalones caídos exponentes de zanjas peludas, con mi voluntad, youtube y el aliento de una secuaz, atravesé la cortina del baño sin temer al monstruo que se esconde detrás y cambié ese pedacito de goma insignificante.

Podemos cuestionarnos y debatir si nuestras acciones nos definen como mujer o no. ¿Saber cocinar, planchar, coser o petear nos hace más mujeres que otras que no lo saben? ¿Saber karate, usar el taladro, cambiar una rueda o un cuerito nos arrastra hacia el casillero de marimachos?

Si no fuera por mi compañera de aventura, hubiese dudado de mi femineidad una vez más. Pero ella, que es como la condesa de Chicoff de la posmodernidad, impecable, delicada, distinguida como ninguna, finamente gasificada, una dama de uñas esculpidas y dueña de un pelo que jamás en la vida tuvo una punta florecida, se asoció a mi peripecia hidrante sin que nadie cuestionara un ápice de su esencia floral.

Ambas nos plantamos en la ferretería, compramos 3 cueritos y estudiamos el paso a paso de cómo cambiar el cuerito desde la biblioteca universal de youtube.

Si un encargado de edificio con un coeficiente intelectual disminuido por aspirar sacabrillo de bronces puede hacerlo, nosotras, dos eminencias de la creatividad publicitaria argentina también!

Fue cuestión de llegar a casa y arremangarme para darme cuenta de que era una pavada cambiar dos cueritos putos que hicieron que durante dos meses tuviera que cerrar la llave de paso de agua.

La dicha que hoy siento en mi pecho, el orgullo que expande mi espalda, la sublimación que erige mi columna vertebral hasta las más altas cumbres, todo eso se lo debo a este pequeño acto, humilde, proletario, apocado como lo es el de cambiar un cuerito.

Todas las Martas del mundo: quedan uds. formalmente invitadas a tomar pinzas y destornilladores y cambiar sus cueritos, y si éstos no necesitan recambio, agarren a Roberto que algún cuerito que pierde seguro tiene.

lunes, 22 de marzo de 2010

INCUCAI Soft Porn- Gozarán todas tus vidas

El día que tu cuerpo en un orgasmo eléctrico libere a tu espíritu para la eternidad, querrás que el mundo siga gimiendo de placer.

Querrás que las demás pieles sean besadas como fue besada tu piel y querrás que otras manos acaricien tanto como tus manos lo hicieron.
Porque los cuerpos se agotan en el arrebato, se deshidratan en la vehemencia y mueren por la lujuria. Inevitablemente, sin retorno alguno, se desploman en sábanas satinadas desprendiéndose de su energía vital en un tibio suspiro.
Porque tus ojos vieron la belleza de los cuerpos desnudos al bailar y supieron desear con la mirada al objeto extraño, haciéndolo amigo a medida que iba desprendiéndose de sus ropas.
Porque tu boca propuso exóticamente indiscreciones, susurró a los oídos íntimos placeres y después los inundó con la humedad de la lengua que reposa en su interior.
Querrás que la virginidad se entregue de una vez por todas porque es tiempo que se escapa, huellas que no pisan y sensaciones increíbles que pasan inadvertidas. Porque nuestras pieles quieren ensuciarse para luego lavarse a lengüetazos.
Querrás que el corazón retumbe en sístoles y diástoles, haciendo eco en los pezones que brotan buscando pieles impropias. Porque el corazón fue hecho para latir, el vientre para arder y los dedos para inmiscuirse.
Y tu cuerpo que vivió mil placeres...
Y tu cuerpo que vibró con otros cuerpos...
Y tu cuerpo que sin tu espíritu no vive...
Querrá que otros cuerpos vivan lo que tu cuerpo...
Querrá que otros cuerpos gocen lo que tu cuerpo...
Y vos querrás, porque siempre quisiste.

Elegí ser donante.

jueves, 11 de marzo de 2010

EL PLAN DE LOS HUEVOS FELICES

Con media docena de huevos con caras felices en el escritorio sólo me queda ponerme a llorar.

Mi último plan para reconquistar a Roberto, falló. Pretendía aplicar toda mi gracia en una idea Banfrula y cautivarlo con mi creatividad, humor y dulzura.

Una idea Banfrula es por lo general de dudosa procedencia. Puede venir de la zona de mayor raciocinio einsteniano, del corazón de la materia gris o de una neurona pelotuda, con escasísima dendritas, casi una neurona deficiente mental.

EL PLAN DE LOS HUEVOS FELICES:
1- Fui al supermercado y compré media docena de huevos frescos y blancos.
2- Les pinte a cada uno una carita simpática
Lindos,¿no?
3- Le escribí un mensaje

4- Se los iba a poner en el box de correspondencia para sorprenderlo.

Cuando lo vi terminado, no era tan dulce, ni encantador, ni copado como lo imaginé. Era un canto a la desesperación. Le estaba suplicando que hiciera algo en contra de su voluntad, y lo estaba amenazando con media docena de huevos "Aviluz" en su propia caja.
Un hombre que no responde a mis mensajes cómo puede llegar a reaccionar a esto, ¿Cómo? ¡DECIMEE!

EL PLAN DE LOS HUEVOS ROTOS

Decidí ir marcha atrás. Claramente no era la estrategia ideal para lograr que Roberto me ame. Porque convengamos que puedo tocarle la puerta en baby doll y que me abra, pero queremos que Roberto nos ame conlocuraypasióndesenfranada sin espacios ni silencios.
Hoy voy a comer una tortilla de papas con mis huevos dibujados.

viernes, 5 de marzo de 2010

Cinéfila XXX

Nunca vi una película porno.
Vi escenas de sexo explícito pero en fragmentos. Nano momentos que duran un suspiro y que sin embargo te dejan horas con la genitalia latiendo y los interrogantes ¿cómo harán eso?, ¿cómo se les ocurre?

¿Es la práctica la que te hace buena amante? ¿O una buena porno puede educarme para ser la primera geisha de sangre anglo-argentina?

Aquí una lista de películas porno que empezaré a mirar en los próximos días:
1. Pija Jones y el templo de la perdición
2. La Guarra de las galaxias
3. Don Pijote de la Mancha
4. Penetreitor
5. Alicia en el país de las verguillas
6. Abierta hasta el amanecer
7. El polvo jurásico

lunes, 1 de marzo de 2010

Curso de cocina

Roberto es un artista culinario.
Me supo meter en una olla con litro y medio de agua, tres calditos knorr y me dejó a fuego lento. Cual puchero, me dejó hervir horas que se volvieron días. Me fue tirando verduritas. Un día una zanahoria larga, después una batata gordita, me puso papa por todos lados y tres cebollitas que me hicieron llorar los ojos.

De vez en cuando aparece, me revuelve y me prueba de a cucharadas. Me pone la tapa y se va.

Y acá estoy, tiernita, tiernita, hecha en mi propio jugo.

Roberto: soy una manteca. ¡Haceme el favor de ponerme en una fuente y comerme!