Todo eso que nos hace sentir jennísimos: las insurrecciones que enrulan el mechón lacié, el puctum, lo desprolijo, lo desubicado, el ello, el imaginario radical, lo ridículo, lo inocultable, la falla, lo que nos esforzamos por ocultar pero que se ve a la legua como un elefante dorado. Bienvenidos al blog de Jennísima.

martes, 6 de abril de 2010

Carta documento

Por medio de la presente lo intimo Sr. Walt Disney Company y a su colección de escritores embusteros, por el plazo de 24h. procedan a dar cumplimiento efectivos a mis reclamos mediante los cuales solicité el reestablecimiento y reparación de mi capacidad de raciocinio para discernir entre realidad y ficción ya que presenta interrupciones constantes desde el día en que vi por primera vez La Bella durmiente, Cenicienta y Blanca Nieves hasta la fecha.

Asimismo, dejo asentado por medio de la presente que las películas que uds. prestan han constituido un consumo cultural primordial a lo largo de mi infancia y pre-adolescencia emitiendo mensajes subliminales y otros claramente expresos que han manifestado ciertas mentiras como realidades absolutas, construyendo mitos que me han confundido a lo largo de la adultez obstaculizando mi proceder al entablar una relación con un caballero de tipo común. Las mismas han alimentado ilusiones de carácter demente y esquizofrénicas, generando esperanzas que no han de cumplirse nunca porque no concuerdan con las conductas ordinales del sexo masculino.

Nótese que el susodicho nunca jamás, ni de pifie coincidirá con el perfil de príncipe encantado elaborado en los discursos walterdisneirianos.

Los hago responsables por todos los daños y perjuicios que sus relatos farsantes ocasionaron o me pudieran ocasionaren mi futuro para no conseguir un hombre decente. En caso de silencio o negativa procederé a efectuar las denuncias y/o reclamos administrativos y/o judiciales que pudieran corresponder. Reservo derechos legales".

15 comentarios:

Anit! dijo...

Pasame una copia que le quiero escribir al puto de Alberto Migre.

La Condesa dijo...

Vamos a juicio, moi te sale de testigo!

Carina Felice dijo...

sabes que lograron con esto? que nos convirtamos en Beatrix Kiddo y prefiramos ver Kill Bill (ver, nada mas?)

Cambiamos a Disney por Tarantino, eso es evolución amiga ;)
besote!

Guada GN dijo...

Estoy completamente de acuerdo... Pero tiré la toalla con Walt Disney and Co y decidí que si bien de principe azul no tiene mucho, mi hombre común tiene su encanto. No tiene puta idea de andar en caballo blanco, pero me trae rosas cada tanto. Y si bien no baja la tapa del inodoro ni porque le paguen - convengamos que no podemos estar seguras de que el Principe Felipe y sus amigos lo hagan tampoco - sabe hacerme reir.
Igual, si mandas la carta yo te salgo de testigo y lo pongo a mi legítimo como ejemplo de las cosas en las que una termina :P

asi que esto es el sexo dijo...

¿Estás lista? Ya era hora. Sabés como encontrarme.

PD: ¿Me disfrazo de Hercules o de Aladin?

Luis dijo...

jajjjaaj

genial! genial! genial!

mil besos!

Me case con la lluvia dijo...

(¿?)

andreita dijo...

Yo creo que, haberle congelado las pelotitas a Walt, fue una justa venganza contra cualquier macho que se precie de tal, y nos arruine la existencia prometiendo sapos que se convierten en príncipes cuando a penas conseguimos un renacuajo (si tenemos mucha suerte).

¡TODOSPUTOS! :P

Besote Jen!!!!

Marcelo dijo...

Ajá! Yo sabía que a alguien más le había pasado!

Lo mejor es recrear versiones "adultas" de los mismos cuentos, te da una idea de la intención real de las historias.

XD

chica pastiche.- dijo...

ay ay jenn
no me creerías si te digo que esta semana estuve pensando exactamente eso.
le recriminé a mi madre haberme dejado ver la bella durmiente tantas veces.
ahora soy un caso perdido, y todo por culpa de walt y sus pedorradas.

uno mi firma a la tuya.

y recuerden, hay que lamer muchos sapos antes de encontrar al príncipe.

Gabulet dijo...

GROSAAAAAA!!!!!

Blonda dijo...

Por favor, haga extensiva su demanda a Corin Tellado.


Besos!!!

novoyaterapia dijo...

GENIAL!
Dignos de demanda! Y El Rey León? Ojo esa no te caga la vida amorosa pero te hace un daño jodido al cerebro. Me preocupaba que a mi papá lo agarre una manada de animales, símil toros, y lo maten (ay! lloro!).
Innovador...como siempre! Jejeje
Besote gigante

alelé dijo...

Hay que juntar firmas?
Me adhiero!

Agustín dijo...

Muy muy buenos relatos Jennísima!!