Todo eso que nos hace sentir jennísimos: las insurrecciones que enrulan el mechón lacié, el puctum, lo desprolijo, lo desubicado, el ello, el imaginario radical, lo ridículo, lo inocultable, la falla, lo que nos esforzamos por ocultar pero que se ve a la legua como un elefante dorado. Bienvenidos al blog de Jennísima.

jueves, 29 de abril de 2010

Cómo se limpia un inodoro

Diez años atrás cuando terminé el colegio, mi madre, la misma que a los ocho años me hizo enterrar un sorete con una pala, tuvo otra brillante idea. Supongo que la habrá sacado del mismo libro didáctico escrito por micos del Congo belga endrogados.

Madre

“Le dije a Clementina (señora que se encargaba de la limpieza de mi hogar) que no viniese más. Quiero que te hagas cargo vos de los quehaceres. Te va a hacer bien, vas a aprender cómo mantener una casa.”

Fue así que cuando mi padre y madre iban a trabajar y mis dos hermanas al colegio, me calzaba el delantal y hacía las camas, cambiaba las sábanas, barría, lustraba, ponía la ropa en el lavarropas, etc. Lo hacía sin perder mi onda: baldeaba escuchando a Janis Joplin, plumereaba con Gershwin, franeleaba con Luis Salinas y me enfrentaba al trono con un vigoroso y alentador Led Zepelin.

Un día empezó la transformación: saludaba a las vecinas por su apodo y sabía que el esposo de Alicia hacía cinco años que no salía por la depresión y que Susana, la que vive a dos casas de la mía, se había acostado con el de la garita, por eso lo echaron. Lo mejor fue que el esposo, cuyo tamaño era atemorizante, se enteró y fue corriendo a voltear la garita de una patada con el tipo adentro. Fue exquisito el banquete de rumores. Ellas también chusmearían sobre mí.

Vencina

¿Podés creer que la señora de la casa rosa, la que es doctora, ¡obligó a su hija a ser su mucama!?

Vecina 2

No me digas. ¡Es tan linda esa nena! Simpática, con esos rulitos. La veo baldear con ganas. Le debe gustar.

Vecina

¿Qué le va a gustar? Se debe drogar, por eso la quieren en la casa. Un día esa gente se rebela y mata a toda la familia. Después nos sorprendemos en la tele.

Y bueno, dejé que hablaran y seguí limpiando. Hasta que el año terminó y mi madre dio por concluida mi formación en limpieza y administración hogareña y recontrató a Clementina, que volvió chocha a casa y yo la abracé mucho y nunca más dejé la ropa tirada.

15 comentarios:

Yo dijo...

Y... como dijo la profe de Actividades Prácticas la mujer tiene que saber de todo! desde una cena con 5 cuchillos y 10 tenedores hasta "la chica hoy no me vino y es el cumple del nene!! Jennísima una chica "todo terreno"

El de la garita dijo...

Volveré por más vecina!

Jes dijo...

Analizaste la posibilidad de que tu madre te pague por hora y dejar la vida de oficina? Podés negociar que te preste la compu una vez a la semana y actualizas el blog; siempre borrando las huellas porque el trato de tu nueva patrona sería un monotema...

La clave para asear el inodoro es la llave a la ocupación rentada. Y ahora con obra social. Yo lo pensaría...

Clementina dijo...

Gracia a dió la señora entró en razones y recuperé el trabajo.

Federico CP dijo...

No te quejes, si hubieses sido varon en Sunchales te iba a tocar elegir la achicoria (bolsas arpilleras llenas de achicoria) y los duraznitos embichados para la compota (3 baldes de aceite de 20lts. de duraznitos)

Life is a bitch!

asi que esto es el sexo dijo...

Ahora podes agregar un disfraz para la fantasia de Roberto cuando te quiere llevar a la cama.

"Mi amor, hacé la mucamita hoy!"

La Condesa dijo...

quejate en el sindicato! tu señora madre te hizo aportes?? que vida sufridita

debora dijo...

la verdad que mi madre jamas hizo nada de eso y me hubiera venido muy bien estar mas entrenada...ja!

Jared dijo...

Jajajajajaja! qué genial! el de la garita un capo total xD

QSUM dijo...

Esto es una historia real?!
Las madres a veces estan muy chifladas.
Por suerte en mi casa Kitty se ocupa de los quehaceres, mientras mi mamá va al bingo, y los demas trabajamos.

QSUM dijo...

Bueno no es para tanto igual.-

Marcelo dijo...

Mucamita! mucamita!

novoyaterapia dijo...

Mirá Jennisima la mucamita.
Te imagino con los rulos sujetos con un panuelo, delantal y ojotas (con medias)...ay! Fuera imagen! Jejeje
Beso gigante...
hoy voy...
nos vemos

johi dijo...

jajajaja, excelente el chusmerío barrial.

Si mi madre hubiera hecho eso (llegó solo a pedirme que me encargara de mi habitación) la conclusión de la Vecina, hubiese sido real, hoy viviendo sola me llaman Mónica Geller. Quién me ha visto y quién me ve.

Anónimo dijo...

Just want to say what a great blog you got here!
I've been around for quite a lot of time, but finally decided to show my appreciation of your work!

Thumbs up, and keep it going!

Cheers
Christian, iwspo.net