Todo eso que nos hace sentir jennísimos: las insurrecciones que enrulan el mechón lacié, el puctum, lo desprolijo, lo desubicado, el ello, el imaginario radical, lo ridículo, lo inocultable, la falla, lo que nos esforzamos por ocultar pero que se ve a la legua como un elefante dorado. Bienvenidos al blog de Jennísima.

martes, 30 de noviembre de 2010

La Feliz

Me voy sola 5 días a MDQ y llevo un bolso gigantesco para que entren todas mis ilusiones. Siempre llevo tres pilchas locas y un placard de deseos románticos. Les soy sincera, no comprendo bien cómo es que todavía tengo tantas esperanzas. Después de reiterados fiascos, debería hacerme la idea de que sólo voy a leer, escribir, comer churros y quizás me vuelva antes para no terminar como Alfonsina en el fondo del mar. No debo esperar nada. Olvidarme de conocer a un ken surfista que me haga el amor mientras barrenamos, para acabar en la orilla envueltos en algas. Tampoco pensar en un guardavidas ardiente que me rescate y me coma la almeja.

Una vez conocí a un Roberto en París. Era argentino pero estaba estudiando desde hacía varios años. Si hay un lugar lindo donde conocer a un garçon para enamorarse, es en la ciudad de las luces. El franchute me paseó por todos los puentes parisinos y me llevó a la torre Eiffel en noche de luna llena. Durante esos cuatro días me pasó a buscar después del trabajo y vivíamos en una croissant mágica. Nunca pasó nada, ni un beso, pero las burbujas se sentían.

Cuando volví a Baires lo acribillé con mails eróticos, diciéndole cuánto fantaseaba con su torre Eiffel dentro de mi arco del Triunfo. Cómo me gustaría recorrerle su Champs de Elisé con mi lengua y de las ganas de que se metiera de lleno en mi jardín de Tulleries.

Pasaron los meses y el franchute volvió a nuestros pagos. Sin estar segura si fue él quien me invitó a Mar del Plata o si mi autoinvité, un viernes salí del laburo corriendo a Retiro para tomarme un micro a la Feliz.

En el trayecto fuimos comunicándonos y en cada mensaje de texto me iba revelando información trascendental. “Vamos a quedarnos en el depto con unos amigos”, “no te puedo ir a buscar a la est. Tomate un taxi y venite”.

Cuando llegué al depto, había 5 minitas en topless, 3 pibes refumados y colchones en el piso cubriendo los 25 mts. cuadrados. Romantiquísimo el panorama. “Okey, relajá Jenn, va a estar todo bien. Respirá hondo”, me dije. El Franchute me recibió con un beso en el cachete. ¡En el cachete del culo dame el beso, franchute malparido! Viajé seis horas para desayunarme con este campamento hippie y ¡me das un beso en el cachete! Falta que me invites a una orgía y te devuelvo a Francia de una patada, ¡puto!

El fin de semana se desarrolló tal como nunca me lo hubiera imaginado. Todos dados vueltas, el pibe desaparecía por horas y yo me leí “La Sra. Dallaway” de Virginia Wolf enterito. Para colmo me indispuse y me manché el pantalón. Tuve que caminar contra la pared hasta llegar a un barcito. Para compensar la amargura me pedí unas rabas. Cuando pedí la cuenta me dijeron que solo aceptaban efectivo y yo no tenía un mango. Les dejé mi cédula, fui al cajero que está al lado del Casino, saqué la plata y mientras volvía para rescatar mi cédula, ¡me volví a manchar el pantalón con sangre! La puta que lo parió a ese franchute del ojete, mis ovarios y los putos tampones que no toleran el caudal de una mujer rabiosa. Tal como dije al principio, siempre llevo poca ropa, así que no tenía más pantalones limpios. Me puse un buso atado a la cintura y me subí al micro.

¿Me decís por qué carajo voy a Mar del Plata con los malos recuerdos que me trae?

21 comentarios:

Pablo dijo...

Si vas a Mardel tenes que hacer la vida de los marplatenses para engancharte un Roberto decente, fijate que cerca de Alem pero más para el lado del cementerio hay unos cuantos barcitos llenos de Martas y Robertos y después para comer en Huija sobre Alem! Llevate un lompa de más y a no escupir enfrente de un potencial Roberto! jajajaja!

Fernando dijo...

Jajaja, los únicos extranjeros que vienen del norte son los hippies, y los ratas. Los extranjeros bien, viajan de un norte a otro, De Europa a EEUU (o centroamerica). Jamás vienen al país sudaca :S

SOL dijo...

A Mar del Plata te vas sola? vos estas loca! No tenes una mierda para hacer más que tirarte cual lagarto a tomar sol y que con suerte te mire el culo el bañero, si no es gay. La próxima, Mendoza! Los guías Mendocinos son lo más gauchitos que hay con las porteñas aventureras que se van solas.
Sigo sin entender por qué Mar del Plata, no hay nada para hacer y los recuerdos son malos, pero bue, quien te dice, capaz esta vez recibís tu recompensa por la vez anterior. Espero que la pases muy lindo!!

Los amigos del duende dijo...

A CAMBIAR LA RACHA LA PUTA MADRE!!!!! A CAMBIAR LA RACHA!!!!!!

eMe dijo...

Eso mismo, acuerdo con el Duende!!! Vaya a cambiar la racha, la puta madreeee!!!

Jen, ud. me cae cada vez mejor, y escribe cada vez mejor... "diciéndole cuánto fantaseaba con su torre Eiffel dentro de mi arco del Triunfo" JAJAJAJAJAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

breins dijo...

Jajaja, me hiciste reir muchísimo. ¿Cómo a qué vas a MDQ? A traer Havannas para tus lectores! :)

Calentitos los churros dijo...

Llevate una riñonera con billetes. No sea cosa que tengas que entregar de nuevo tu cédula y en lugar de perder la dignidad, como aquella vez, pierdas la identidad...

Confío en que esta nueva aventura nos traerá anécdotas jugosas!! Escribinos desde allá!

sofía dijo...

Qué chasco! Estos robertos de hoy son impresentable, 'taquelosparió

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

Sofi: y eso que era viajado!!

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

PAblo: grax por la guia turistica. ya tome nota.

Fernando; y ahora me vengo a enterar!

Sol: proximo viaje...Mendozaaa

Los amigos y EME: tal cual, apostamos por eso, por eso llevo una moneditas para el casino.


Breis; de qué sabor??

Calentitos los churros: ya traeré noticias con sal

laura dijo...

nena por favorrrrrr, dejá de pensar atravesado que una experiencia no significa que todas las veces va a ser igual.

relax, sobre todo eso y la mejor onda, el resto viene solo, acordate que la buena onda atrae buena onda

no tengo dudas que lo vas a pasar genial, besos

Lulú dijo...

Pelotudos como el franchute hay en todos lados, está regado! Pero uno vuelve a Mar del Plata porque no perdió las esperanzas!!

Un beso Jenn!

Margarita dijo...

"¡En el cachete del culo dame el beso, franchute malparido!" jajajaja sos una genia!
Buen Viaje: una sola recomendación llevate tampones super y ponete una toallita por las dudas. Es fija si estás de viaje y con posibilidades de darle a un Roberto te viene a granel (hablo por experiencia propia).

Nina Regina dijo...

nunca estuve en París, pero ahora sé que cuando vaya tengo que procurar encontrar a alguien para decirle a alguien esas metáforas tan sublimes acerca de la torre Eiffel y el jardín de Tulleries, magistral lo suyo Jennisima!

La Criatura dijo...

mirá, yo no tengo una torre eifel y ni siquiera un obelisco, pero tengo un poste de luz que todavía anda ¿me invitas a mardel? eso si, pagas vos.

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

Criatura: dale, te espero en Retiro mañana a las 9 am. A mi me encanta mantener a los hombres.

novoyaterapia dijo...

Recuerdo esa historia marplatense! Andá y cambiá el recuerdo con MDQ o sino querida encamate con algún mandatario que ande comprando alfajores en un break de la reunión de Unasur.
Éxitos en el viajecito de placer!
Nos vemos a la vuelta!!!

Malco dijo...

Jjajaj pero esta vez vas sin ilusiones!
asique es imposible que algo salga mal, porque no tenes nada planeado!
anda tranquila y disfrutá por mi!
besote.

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

Acà estoy en MDQ, el dueño del hostel es un frances argentinizado que me da ganas de convertirme en Oh, la, la danet, para que me coma.

trato de no hacerme ilusiones, pero es imposhibleeee.
los quiero tontos, les llevo alfajores a todos.

eMe dijo...

Los alfajores, de chocolate
La crónica, cuanto antes!!! Algún detalle por lo menos, cómo va todo???

Anónimo dijo...

Para identificar a un Roberto de Marpla, pispealo entrando al mar. Si se queda quieto 30 segundos con cara de naipe, está meando. Y ese es un Roberto auténtico.

Santi.