Todo eso que nos hace sentir jennísimos: las insurrecciones que enrulan el mechón lacié, el puctum, lo desprolijo, lo desubicado, el ello, el imaginario radical, lo ridículo, lo inocultable, la falla, lo que nos esforzamos por ocultar pero que se ve a la legua como un elefante dorado. Bienvenidos al blog de Jennísima.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

La feliz II

Al llegar al hostel, un correcto recepcionista llamado Lalo me dio unos papeles para completar y me dijo: "Tengo una habitación de 6. ¿Te molesta compartirla con un chico?, es un porn star".

¡Quéeee! ¿¿Un porn starn??? ¿Morí y estoy en el cielo?

"No. No me molesta", le contesté tímida, avergonzada por los pecaminosos y abrasivos pensamientos que me asaltaron y el hilo de baba que me goteaba del colmillo. "No te preocupes que duerme todo el día. Vive de noche", agregó Lalo como sacándole importancia a lo que me decìa. Cuando llegué a la habitación, efectivamente había alguien durmiendo. Supuse que era el PORN STAR. Dormìa boca abajo, lo cual no me dio pista alguna sobre sus atributos. Dejé mi bolso y me fui a la playa.

A la tarde, cuando el viento ya me estaba haciendo tragar mis propios rulos y un volquete de arena, volví al hostel, donde me esperaría mi porn star ensayando su show. Porque seguro que esta gente necesita practicar su coreografía y alguien que le aceite le espalda.

Abrí la puerta, sigilosa para no despertarlo, y ahì estaba: parado, en canzoncillos negros. "Hola, soy Jordi", me dijo. "Hola, Jennísima", me presenté. Convengamos que su nombre era porno. Tenía dos letras en común con pija, la J y la I, ojo al piojo. Pero su cuerpo no era de porn star. No tenìa músculos y su bulto no me habìa asombrado ni un poco. "¿Dormìs de dìa y trabajàs de noche?", le pregunté para sacarle más información. "Sí. Pero no me jode que prendas la luz ni que hagas ruido. Duermo como un tronco", me respondió. Un tronco enorme era lo que esperaba ver entre tus piernas, querido, algo descomunal que erecto quedara como una tabla de surf. Pero no. Mientras se ponía la remera, me dijo: "Lo que pasa es que soy jugador profesional de poker" y su remera decía POKER STAR.

¡¡POKER STAR, no PORN STAR!! Cómo iba a confundirme así, ¡cómo! Poker con Porno. ¡Nada que ver! Todas mis fantasías desbaratadas como un barrenador en la rompiente en la escollera.

¿Y ahora qué hago con este FULL house de ratones? Me decís. Qué hago con este delirio sexual que solo puede calmarse con un tubo refrigerante o media docena de churros de Manolos.

Salí a correr por la costa, como una demente, hasta agotarme y quedar fulminada. Les juro que si era un porn star, me convertía en su esclava y no volvía más. ¡Les juro que no volvía!

15 comentarios:

· Reina de las Taradas · dijo...

No entiendo como no mataste a Lalo...

Pablo dijo...

Volviste nena! jajaja! Pará, decis que no estaba tan bueno, que el bulto era poco prometedor y, de repente, aún así si llegaba a ser actor porno vos le entregabas el rosquete asi sin medias tintas??? Ya sé que tengo que decir de profesión si te veo! jajaja!

Beso

alelé dijo...

Jajaja, ojo con el poker star, puede ser mas interesante de lo que pensas!

sofía dijo...

Oh decepción! (igual, para mí que vos escuchaste lo que quisiste, pobre Lalo!)

eMe dijo...

Pará, si este Roberto la tiene clara con el póker puede hacerte ganar mucha guita.

Pensalo, Jen.

Lulú dijo...

UHHH!! Que lo parió! Y si le das una chance a este? Quizás te sorprenda...

La Criatura dijo...

ojo, por ahi te deja el "diamante" hecho un "trébol"... o te rompe el "corazón" con una "pika" de su tronquito...




(bué, malísimo)

SOL dijo...

juaaajajajajajjaja bueno, pero estaba bueno? No sería un porn star pero capaz algo interesante podría hacer el muchacho...

laura dijo...

nena, el tarado fue Lalo, pobre flaco él estaba ajeno a todo y mas que buena onda

ahora tu cabecita sí que tiene velocidad

breins dijo...

No desestimes así al muchacho, a lo mejor tenía un as bajo la manga. Y seguro que era bueno con las piernas y le entraba a full a la escalera. Un par de manos podías probar.

Con edulcorante y al Revés dijo...

Jajajaja "Convengamos que su nombre era porno" es verdad.. hay nombres porno, hay gente tiene nombres porno.

Alta confusión, las porque un jugador empedernido de poker no le abre el apetito sexual a muchas, menos despues de la idea que no era jajaja..
Cosas que pasan, malentendidos que son anecdotas de conversaciones futuras (:

Saludos para voce y que ese finde salga a pleno, lleno de porn stars y libre de stress!

Sabrina dijo...

Hola! te dejo la dirección de mi blog, cuando puedas date una vuelta,

http://sabrina-eremita.blogspot.com/

Un beso

Lila Biscia o Lilus bla bla dijo...

ah! pero mira que quizas el poker garpa, porque para mi la gente que juega a las cartas, me da de libido alta... no se por que...

Besos!

novoyaterapia dijo...

Jaaaaaaaaaaa! Poker Star! Tremendo! Me lo imagino ojeroso, fumador y con mal olor.
Bueno...este Señor podría haberte hecho recorrer unas noches a puro vértigo.
Abrazo gigante!

QSUM dijo...

A falta de sexo, Churros de Manolo que buena opción!