Todo eso que nos hace sentir jennísimos: las insurrecciones que enrulan el mechón lacié, el puctum, lo desprolijo, lo desubicado, el ello, el imaginario radical, lo ridículo, lo inocultable, la falla, lo que nos esforzamos por ocultar pero que se ve a la legua como un elefante dorado. Bienvenidos al blog de Jennísima.

sábado, 8 de enero de 2011

Jamón del diome

Miedo a que me abandone. (yo). Miedo a que me ahogue.


8 comentarios:

Marialauchi dijo...

tené una certeza: disfrutá cada momento

Lila Biscia dijo...

mi amiga de las telepatías...

siempre me ahogo, siempre resucito.

besos, encanto!

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

Se me ocurriò còmo curar el 2d0: buscarme un guardavidas!

Ottar13 dijo...

Nena, te recomiendo un boy scout. No te abandona y seguro que algo de salvataje sabe hacer.

Guada GN dijo...

Un guardavidas? Nah, y si se ahoga él?
Lo de Ottar está bueno, los Boy Scouts están siempre listos.

Juan dijo...

cómo te gusta hacerte brochet Banfruuu

Natalia dijo...

no son miedos, se llama fantasia de a tres

breins dijo...

Por lo visto tu yo es el equilibrio de tus miedos.
Muy buena publicación.