Todo eso que nos hace sentir jennísimos: las insurrecciones que enrulan el mechón lacié, el puctum, lo desprolijo, lo desubicado, el ello, el imaginario radical, lo ridículo, lo inocultable, la falla, lo que nos esforzamos por ocultar pero que se ve a la legua como un elefante dorado. Bienvenidos al blog de Jennísima.

jueves, 3 de febrero de 2011

Pasacalles: San Expedito

"Gracias San Expedito. Perdón por la tardanza."

Recibió un mail que no esperaba. Un mail que había soñado tantas veces en forma de carta dentro de una botella navegando por el mar hasta que llegaría a la costa de su cama. Era de un antiguo Roberto que vagaba por el mundo hacía años. Le estaba informando que pasaría 3 días en Buenos Aires y quería verla. Si no fuera por algunos detalles eróticos que contenía la carta, tales como: “tengo tantas ganas de agarrarte esas tetas y hacerlas bailar”; “la tengo tan tiesa que podría tipearte este mail sin manos”, “Como te estamparía contra la pared para colgarte como una obra de arte”, ella no hubiera salido corriendo a buscar su agenda.

“¡No te la puedo creer, qué mala suerte que tengo!”, dijo mirando el calendario. ¡Justo iba a estar indispuesta! Encima esos tres días eran sus peores. Tenía un útero vengativo, que bombeaba sangre con un caudal feroz pocas veces visto. Era como el Chocón, una represa sanguinaria que no había tampón súper que pudiera contenerla. Por eso, coger indispuesta no era una opción.

Necesitaba indisponerse hoy, mañana o, a lo sumo, pasado mañana para llegar en estado al encuentro con Roberto. Necesitaba un milagro, solo el santo de las causas urgentes podría ayudarla. Sacó la estampita de San Expedito de su billetera, le encendió una velita y repitió incansablemente: “que me venga ya, que me venga ya, que me venga ya, por favor que me venga ahorita mismo”.

A la mañana siguiente se despertó y… ¡aleluya! Andrés, el que viene una vez al mes, había llegado. Sus ovarios estaban un poco confundidos, ellos no entienden de plegarias y oraciones, pero se pusieron a hacer lo suyo: doler.

Cuando la visitó Roberto, ¡no te digo lo que fue! La zarandeó de lo lindo. La embadurnó, la elongó, la plegó, la desplegó, la enjuagó, la agotó. Fue un remolino de vehemencia, de éxtasis, de incursiones bizarras. Pero así como vino, Roberto partió. Ella le agradeció la visita, pero se olvidó de agradecerle a quien más la ayudó. Tres meses después se acordó.

Pasacalles encontrado en Av. Alsina. Banfield.

15 comentarios:

SOL dijo...

Juuuuuuaaaaajajajajajajajaj son geniales tus historias!!

alelé dijo...

Ya está, voy a empezar a circular más por Alsina, no se puede creer las joyitas que uno encuentra por zona sur!

Otra cosa, ya mismo una estampita de San Expedito a mi billetera!

Romina dijo...

pensé que San expedito era para el tránsito lento, pero no, es para el tránsito rapido ovular

dreamerchinn dijo...

que grande san expedito..de saber que controla hormonas tb lo hubiera llenado de velitas hace rato!

Lucha dijo...

ahora dicen que San Expedito es el santo de Johnson & Johnson y Days

Anónimo dijo...

Andres que viene una vez al mes, la regla y otros grande sinónimos de la menstru- genial

Despe dijo...

jajaja buenísima la historia. En el diario local de mi ciudad siempre aparecen agradecimientos a San Expedito. Habrá que probar! jajaja

Eso sí, por suerte esto fue a los 3 meses y no a los 9, porque de agradecimiento iba a recibir poco el pobre Expedito!

Magali dijo...

Excelente como siempre! che, este expedito servirá para se te vaya rápido también?

Shisus dijo...

"útero vengativo"... juaaaaaaaaaaaaaa

Sumo sinónimos: "Matías, el que viene cada 28 días".

Las historias de los pasacalles están poniendo en riesgo mi continuidad laboral, ya que me van a despedir en breve.

Gracias!

Cris dijo...

LOs ovarios siempre tienen que doler??? ehh???

Pablo dijo...

Como te hacen volar esos carteles en la calle, cada vez que veo alguno le voy a sacar foto para tu colección loca! jajajaja!

Cuánta fantasía!

Beso!!!

[·gabby· chacar] dijo...

jajajajaajajajajjajja .. no lo puedo creer!! entre para decir q la entrada de L´oreal me habia encantado pero realmente esta me sorprendio..me acuerdo y me rio jaajaj.. realmente no se como hacer para en tan pocas lineas hacer q mi cabeza imagine todos los escenarios. Ojala edites el libro de los pasacalles..lo compro!! y bueno.. si haces libro hablando de Robertos tb.jaja.. Beso!

Margarita dijo...

Jenny te superás día a día! Yo necesito que se me vaya YA! Que buen dato me tiraste...

Marco dijo...

Genisima! muy copado tu blog.

emiliano dijo...

estoy pirando con esos pasacalles.