Todo eso que nos hace sentir jennísimos: las insurrecciones que enrulan el mechón lacié, el puctum, lo desprolijo, lo desubicado, el ello, el imaginario radical, lo ridículo, lo inocultable, la falla, lo que nos esforzamos por ocultar pero que se ve a la legua como un elefante dorado. Bienvenidos al blog de Jennísima.

domingo, 10 de abril de 2011

Rehabilitación de pulgar

Roberto cayó con chiche nuevo: un arnés tántrico. Lo colgó de una viga que tiene en la casa y me llamó para probarlo. Cómo no iba a llamarme si soy lo más parecido a Nadia Comaneci que tiene en su círculo social y sindical. Allá fuí, previa elongación, por supuesto.

Revotamos de un lado a otro. Yo me lucí con algunas piruetas que aprendí viendo el DVD del Circo de Soleil. Pero Roberto, haciéndose un poquito el tarzán y otro poquito Superman, se descontroló y perdimos el equilibrio cayendo con todo el peso de la ley y de nuestros cuerpos sobre mi dedo gordo, que intentó salvarnos estoicamente y se esguinzó.

Sentí un dolor más grande que la última vez que Roberto me dejó por una prostituta barata, modelo de fiambres Paladini. Presentí la pérdida irreversible de mi okey, pero por suerte lo moví y fue cuestión de ponerle hielo e ir al traumatólogo, que luego me derivó al Kinesiólogo Gregorio. (No hay nada más sexy que un Roberto en ambo, joven, deportista y masajista). A él le entregué mi pulgar.

En cada sesión él me trata igual: me pone electricidad, láser, masajes y ejercicios. Para mí, cada encuentro es una razón para vestirme como Jéssica Rabbit. Me maquillo, me pongo bijuterie, resalto mis piernas con prendas minúsculas. Pero se nota que es muy profesional y sólo me pregunta por el dedo. Estoy esperando ansiosa al final de la rehabilitación, porque ni bien me tire una onda, yo le doy okey con el dedo recuperado y le pido que me esguince las rodillas.

19 comentarios:

La Hilarante dijo...

cuando me iba hacer todas esas cosas en la espalda, me gustaba la minita que me lo hacía. no me gustan las mujeres, en gral, pero esta en particular me gusto, tal vez es algo del ambiente. que a todos nos lleva a gustarnos quien nos hace esas cosas.

Ottar13 dijo...

Nenas, me parece que lo que a ustedes les gusta es que las mimen...pero que también las sometan.

Avisen nomás.
Arnés + Masajes = no tiene precio.

La Criatura dijo...

oh, amor ortopédico

Balconito dijo...

El título es engañoso. O no, a lo mejor yo soy el quemado, pero me imaginé un pulgar curioso que buscaba cobijo en orificios ajenos. Que quizas el dueño del hoyo se asustó por algo e involuntariamente contrajo el esfínter con tan hercúlea fuerza que lesionó al pulgar entrometido. Me gusta más el pulgar fisgón de mi delirio.
PERO: te damos 4 quintines y 2 plateas para ver al dúo Coplanacu por mención de arnés tántrico y Jessica Rabbit.
Te sumo un fatay de yapa porque el kinesiólogo se llama Gregorio y me causa mucha gracia ese nombre

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

jajaja, gracias Balconito!!!!!!! Acepto con dicha y gusto todos los premios. y lamento que te hayas decepcionado con el modo del accidente.

SOL dijo...

Si solo repara en tu pulgar cuando vas vestida tipo Jéssica Rabbit, puede ser gay, ojo

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

Naaa Sol, creo es un profesional serio. si se hiciera el langa, tipo "donde metiste el dedo" seguramente me hubiera ofendido.

sofía dijo...

¿Por qué todos los traumatólogos son jóvenes y lindos?

Chicote dijo...

digame que no es adicta a la play como varios lo somos por que esta pa' tras!!

sabe lo que es jugar a eso con los indices?? de terror!!!

Magali dijo...

Blanquémosló! Todas alguna vez nos ratoneamos con un muchacho de ambo blanco! Yo de mi gineco! pero eso está en otro blog! ajajaaj

CHORCH dijo...

No pensaste ponerte el dedo lindo?

Pablo dijo...

Jessica Rabbit! juaaaaaaaaaaaaaa!

Para mí que no te tira onda porque sus suposiciones son peores que la realidad que podrías contarle! jajajajaja!

Beso

Marco dijo...

Perder el okey conlleva a un problema de comunicacion fundamental. Significa, mas tarde o mas temprano, la inevitable perdidas de oportunidades. Por eso celebro y brindo (con fernet) por la mejora de la nombrada extremidad.

novoyaterapia dijo...

Ir a Kinesiología por el pulgar...es genial!
Todos sabemos que los kinesiólogos se pasan, para mi después del acto elongan y te ponen láser a vos. Me encantaría!
Beso grande...y...por estas sesiones faltaste el sábado? Asi no viejo!

Besos!

QSUM dijo...

Jaaa...
cuando tenia 14 un kinesiologo me avanzo, de boluda -ejem cagona- me fui al maso. hoy si lo tengo enfrente lo mato.
Aprovechate de la situacion.

Nicolás Nunca dijo...

estoy celoso.
Punto.


Un abrazo.

Nicous.

eterno sindrome pre menstrual dijo...

nunca me tocó un kinesiólogo caño
de hecho casi todas mujeres
y mi osteopata es oriental, y no, no es sexy

y ojo que oriental caño + habilidades para con mi hernia de disco? = CASAMIENTO. asi nomá.

Chris The Coach dijo...

jaja, a mí no me pasó con un traumatólogo (o traumatóloga), pero una vez ratoneo mal con una empleada de una farmacia que aplicaba inyecciones... un bombón, indescriptible, también con ambo blanco, y yo me iba a aplicar una inyección... me hizo subir a un cuartito chiquito con una camilla, me hizo pelar las cachas, encima en un momento me bajó los lienzos un poco más (según me dijo porque quería aplicarla cómoda), y finalmente me la puso.... decí que me estaba yendo a laburar y además me tomó un poco por sorpresa la situación, pero era el escenario ideal para un touch & go inmortal jajaja!

Anónimo dijo...

No se como llegue aca, pero yo tambien me estoy tratando con un kinesiologo que se llama gregorio y esta mas bueno que comer pollo con la mano. En donde te atendiste??