Todo eso que nos hace sentir jennísimos: las insurrecciones que enrulan el mechón lacié, el puctum, lo desprolijo, lo desubicado, el ello, el imaginario radical, lo ridículo, lo inocultable, la falla, lo que nos esforzamos por ocultar pero que se ve a la legua como un elefante dorado. Bienvenidos al blog de Jennísima.

jueves, 21 de julio de 2011

Traeme agua

“Traeme agua, Susana. Me quedó la vida atragantada. Golpeame un poco la espalda, a ver si baja. Me la mandé de un bocado, ¿viste? casi sin masticar.”

Tengo que comer más despacio. Masticar cien veces antes de tragar, como dice el dicho. ¿O son cien cepilladas antes de irse a dormir? No sé, me confundo. ¿Todo tiene que ser de a cien? Con la mano en el corazón, con una cepillada me conformo. No te asustes Roberto, no te voy a pedir milagros.

A veces la vida es un asado, otras una ensaladita, puede convertirse en un guiso viejo, o un plato de ñoquis pasado que se te pega en el paladar, un chinchulín gomoso, un filet de merluza con espinas. A veces viene servida en fuente de plata y otras en plato de cotillón.

Susana, esta vez agarré el tenedor, pinché y me lo mandé a la boca sin siquiera mirar. Total, el menú de esta semana dejó mucho que desear. Espero que la semana que viene el cocinero se esmere un poco más.
¿Ustedes qué comieron?

11 comentarios:

Hugo dijo...

Vengo en completo ayuno.

Espero al menos irme al cielo.

La Hilarante dijo...

yo vengo comiendo cualquier cosa, a cualquier hora del día.

desorden alimenticio a full.

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

Huguito, seguro que sí.

La hilarante: un poco de descontrol siempre es necesario. Ni que la vida viniese siempre en 3 platos.

Familiarizada dijo...

El guiso viejo (justo antes de que empiece a llenarse microorganismos indeseables) es delicioso. Después cien cepilladas se puede comer lo más hipercalórico sin engordar. Claro que primero hay que poder resistir. Paso

Gatubella dijo...

En la semana por lo menos una vez se me llenó la boca.

Los amigos del duende dijo...

Hago un pastel de papa de lentejas que te caes de culo!!!!

La Chica dijo...

Mi cocinero esta muy vago, porque no he comido nada...
Y tengo un hambre...

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Tarta de choclo.
Me encantó el post, boluda.
Me encantó.
=)

oh nikita dijo...

yo llevo catorce años comiendo pollo al limon una vez por semana, banfrula. si me agarra con hambre y calentito es perfecto, pero de pronto al otro día, frío y seco no lo puedo ni ver. como el matrimonio

budin dijo...

Mi respuesta a todo es: VEGETARIANA.

¿Comes carne? VEGETARIANA. ¿Religión? VEGETARIANA. ¿Cuadro? VEGETARIANA. ¿Que tal cogés? VEGETARIANA.

Besitos, geña =)

Margarita dijo...

Yo vengo con un hambre que me como cualquier cosa!