Todo eso que nos hace sentir jennísimos: las insurrecciones que enrulan el mechón lacié, el puctum, lo desprolijo, lo desubicado, el ello, el imaginario radical, lo ridículo, lo inocultable, la falla, lo que nos esforzamos por ocultar pero que se ve a la legua como un elefante dorado. Bienvenidos al blog de Jennísima.

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Hortensias


¿Cuántos casos se necesitan para fundamentar una hipótesis? Que alguien llame al instituto Gino Germani o a la Universidad de Oxford, ¡necesito saber! Necesito saber si me deshago o no de la hermosa hortensia que decora mi ventana.

¿Cuántas familias con hijas solteras y hortensias en sus casas se habrán registrado en el último Censo para declarar irrefutablemente: “si tenés una hortensia en tu casa te vas a quedar soltera”? ¿Eh, cuántas?

¿Qué puede hacerle una indefensa flor pomposa, que apenas tolera el sol, a mi vida amorosa? ¿Acaso su aroma impregna en mí el perfume de la desesperación y otros repelentes masculinos?

Si fuese la hortensia la culpable de la sombría soledad de mi alcoba, de la cruenta actitud de Roberto, del ocaso de mi vigor sexual, de la decadencia de mi excelsitud, del agobio de mi  esperanza y optimismo, si fuera su culpa… me subiría  a lo más alto del Palacio Barolo y la arrojaría.

Mientras me averiguan el tema, seguiré disfrutando de su color, su pomposidad y regando las raíces de mi peor temor.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Amo las hortencias y fueron LA flor del casorio y para mi la hipotesis es falsa! solo conjeturas!

Luisina dijo...

Y quien te dijo que para ser felíz tenés que casarte?? dejá la hortencia en paz querida, y que sea lo que Alá quiera!!!

La Hilarante dijo...

yo estoy soltera... mi roberto no lo puedo armar ni juntando todos los carlos que hay en mi vida... y no tengo ninguna hortencia.

f dijo...

posible solución,

ir por las columnas prendiendo cartelitos con el texto:

se necesita en forma urgente roberto que me riegue la ortensia.

(la?)

f dijo...

(usted disculpe la guarrada y el chiste fácil)

Cinty dijo...

En mi casa de afuera hay unas ortencias DIVINAS!!!

En casa no.

Nunca conseguí ni un amor de verano cuando estaba allá, culpemos a las ortencias (?)

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

Culpemos a las hortensias por los polvos cortos, los Robertos tontos y por la celulitis ya que estamos. Entonces,¿subo al Palacio Barolo?


Luisina: no quiero casarme, tampoco quiero un novio formal, quiero alguien que me haga sentir Jennisima.