Todo eso que nos hace sentir jennísimos: las insurrecciones que enrulan el mechón lacié, el puctum, lo desprolijo, lo desubicado, el ello, el imaginario radical, lo ridículo, lo inocultable, la falla, lo que nos esforzamos por ocultar pero que se ve a la legua como un elefante dorado. Bienvenidos al blog de Jennísima.

jueves, 29 de marzo de 2012

Llamísima 2


6 comentarios:

Ciudad Química dijo...

arbol genealógico

>> AQUI

..cq..

La Criatura dijo...

¿no habrá confundido la desvirgación con un escupitajo?

f dijo...

ta.
borré la grosería.

oh nikita dijo...

ah, llamita picarona!

Hugo dijo...

¿Y qué salió de todo eso?

LLamìsima dijo...

Huguito: Soy la llama que reemplaza a Jennisima durante sus vacaciones. Aquì les cuento mi apasionante vida hormonal.
SAluditos.

Jennìsima me facebookeò y me dijo que està bien.