Todo eso que nos hace sentir jennísimos: las insurrecciones que enrulan el mechón lacié, el puctum, lo desprolijo, lo desubicado, el ello, el imaginario radical, lo ridículo, lo inocultable, la falla, lo que nos esforzamos por ocultar pero que se ve a la legua como un elefante dorado. Bienvenidos al blog de Jennísima.

lunes, 16 de abril de 2012

LLamísima se despide


2 comentarios:

f dijo...

con lo qu eme gustaba tu cinturita arqueada...

Nicolás Nunca dijo...

voy a extrañar tu llamaméz.
Tan llama élla.
Un polvo caminante.

besos.