Todo eso que nos hace sentir jennísimos: las insurrecciones que enrulan el mechón lacié, el puctum, lo desprolijo, lo desubicado, el ello, el imaginario radical, lo ridículo, lo inocultable, la falla, lo que nos esforzamos por ocultar pero que se ve a la legua como un elefante dorado. Bienvenidos al blog de Jennísima.

viernes, 27 de julio de 2012

Dejársela roja.

  La soltería perenne tiene miles de cosas lindas, pero vayamos a las malas: no tener secso por largos períodos de tiempo. Por supuesto que hay noches en que nos sentimos lindas y viene un pito con Roberto incluido y nos damos una alegría. Pero siendo honestas, a veces el hambre se alarga por semanas y meses y a mi me pasa que me siento flaquita, casi raquítica y eso me deprime más. Pero si algo he aprendido de la naturaleza y de las fábulas como la cigarra y las hormigas, es que cuando aparece un Roberto hay que aprovecharlo. Cosecharlo, exprimirlo, sacudirlo y comer mucho, mucho. Recuperar todas las calorías perdidas. Sacarle todo lo que se pueda para guardar, almacenar para  tolerar la próxima etapa de sequía.  Aunque esto signifique dejársela roja a Roberto.

9 comentarios:

f dijo...

una vieja amiga me escribía: "me encanta que al otro día me duela hasta caminar"

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

qué lindo dolor!

La Criatura dijo...

alguna vez me la dejaron como la dolca

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

De chocolate!

Petera infiel dijo...

A veces bancarse un Roberto una temporada mas o menos larga no viene mal y tampoco viene mal bancarse una banana mas o menos larga.
El unico problema que le estoy viendo a la solteria prolongada es que los años pasan y ....... y?

CatalinaLaGrande dijo...

Este blog se está alejando cada vez más de la sutileza erótica para caer en la chanchada escatológica.
Levantar la punteria por favor si no los Robertos nos van a tomar solo para la joda o sea para intrudirnos la banana.

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

Cataaaaaa, me matasssssss.
MI pluma hace lo que quiere. Es una atrevida!

f dijo...

no se preocupe, banfrulinha, ni tampoco usted, doña cata, que los robertos que valemos la pena (modesto el pibe) sabemos distinguir entre una pluma erudita y una en el orto.
(disculpe mi vocabulario)
aunque le aclaro que por muy bien que escriban el fin seguirá siendo el mismo...
salute!

Juanita is dead dijo...

coincido , un montón. ajjajaa
que venga el pito con roberto. Rápido.