Todo eso que nos hace sentir jennísimos: las insurrecciones que enrulan el mechón lacié, el puctum, lo desprolijo, lo desubicado, el ello, el imaginario radical, lo ridículo, lo inocultable, la falla, lo que nos esforzamos por ocultar pero que se ve a la legua como un elefante dorado. Bienvenidos al blog de Jennísima.

lunes, 2 de julio de 2012

Un vals en el subte



Subte A de hasta las pelotas. Tempraneli. Ocho am. Logré subirme bien apretadita entre los cuerpos mullidos de abrigos invernales. Respirando esos alientos matutinos que suplican café, mate y galletitas, una voz de repente me habló al oído. “¿Bailás?”, me dijo suave, por detrás. Pero no había música. Solo escuchaba el tucúm, tucúm de los las ruedas oxidadas del subte tratando de mantenerse en las vías, sin zafarse en las uniones precarias.  “Disculpame, ¿bailás?”, volvió a preguntarme con sutileza y dulzura, emanando un perfume elegante y francés.

¿Por qué alguien me invitaría a bailar en un subte sin música, en hora pico? ¿Qué clase de persona sería? y ¿por qué a mí? Sin duda alguien con gran imaginación y vocación, que me vio en tutú en lugar de con estos jeans gastados que caminan solos. Me di vuelta para verle la cara a ese Piquín subterráneo, a ese corsario misterioso, al Baryshnikov de Balvanera. Y mientras giraba en puntitas de pie para convertirme en su Eleonora Cassano, en su Maya Plisétskaya de rodete rebelde y enrulado, sentí que todo iba en cámara lenta y juro que hasta ¡empecé a escuchar música! Sonaba "el vals de los cisnes" por los alto parlantes, y en cada compás me iba convirtiendo en un cordel armónico de movimientos delicados, desarticulando mis rigideces para entregarme al baile más puro y noble.

El subte frenó, las puertas se abrieron como el telón del Bolshoi de para en par y estando cara a cara con mi partenaire, nos miramos y me dijo: “¿Y flaca, bajás o no bajás?”.

Fue como bailar "la muerte del cisne" en una estación.

11 comentarios:

Vale dijo...

Uhhhh....
Taba buena la idea del baile...
:(

f dijo...

aaaaahhhhh!
la muerte del ganso deberías decir!
como no se dio cuenta?!?!?!
que poca imaginación...
(eso o siglos de rebotar olimpicamente contra malas elecciones)
salute!

f dijo...

(jajajaja, me rio solo. cuando salíamos a bailar con unos amigos allá por nuestra lejana adolescencia, había uno que en cuanto le decian que no a la pregunta "bailás?" les retrucaba: "entonces de coger ni hablamos, no?")

Cinty dijo...

Yo ya esperaba toda una escena de Glee. Que decepción. Que Roberto pelotudo...

Petera infiel dijo...

La pregunta XXX
Mientras te dijo por detrás "bailás" no sentiste algo duro enre las nalgas y como respuesta le reconramoviste el orto?

Gabulet dijo...

noooooo... que desilucion!
Mira vos todo lo que me habias generado.

Catalina La Grande dijo...

Jajajaja! Esos aprietes en el subte (por no decir apoyadas que quedan feo) me las conto mi abuela que le pasaba en los colectivos de los 40

César dijo...

jajajajaja!!! Genial post.

Ir soñando despierto y de repente te despiertan del todo asi...

Saludos.

Mate ConDuraznos dijo...

Uh... nos cortan las piernas!

Manuel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Moira dijo...

Nos haces calentar al pepe Jennisima!