Todo eso que nos hace sentir jennísimos: las insurrecciones que enrulan el mechón lacié, el puctum, lo desprolijo, lo desubicado, el ello, el imaginario radical, lo ridículo, lo inocultable, la falla, lo que nos esforzamos por ocultar pero que se ve a la legua como un elefante dorado. Bienvenidos al blog de Jennísima.

miércoles, 29 de agosto de 2012

2 palabras


8 comentarios:

Maldo dijo...

Buenísimo!

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

:)

f dijo...

y yo que me complicaba buscando la vuelta...
por suerte los marineros coreanos no le hacen asco a nada...

oh nikita dijo...

juÁ!!!!!!!! y recién lo leo, un poco tarde!!!

como catarsis te puedo decir una frase que definitivamente no alcanza: ¿vas para (xxxx)? ¿me llevás??. Hay que meterle más laburo

besos!

Anónimo dijo...

jajajj, es cuestión de pedirlo claro y fuerte!!

Anónimo dijo...

Oh NIkita: creo que alcanza pero que le falta el por favor

Hugo dijo...

El ¿cuánto cobrás? puede dar los mismos resultados.

La Criatura dijo...

salvo que vivas en españa