Todo eso que nos hace sentir jennísimos: las insurrecciones que enrulan el mechón lacié, el puctum, lo desprolijo, lo desubicado, el ello, el imaginario radical, lo ridículo, lo inocultable, la falla, lo que nos esforzamos por ocultar pero que se ve a la legua como un elefante dorado. Bienvenidos al blog de Jennísima.

viernes, 19 de octubre de 2012

La bondad

Él es tan bueno conmigo, que me contagia su bondad y me hace mejor persona. Siento que al besarlo me traspasa un aliento de bondad que cubre todos mis vacíos y me convierte en una mujer cálida, generosa y comprensiva. Creo que cuando logre ser tan buena como él,  voy a dejarlo.

3 comentarios:

Lali Nuñez dijo...

Demasiada bondad, no será que te lo estás imaginando? pasan esas cosas...

Hugo dijo...

Te vas a ganar el cielo.

oh nikita dijo...


juá, sos mala y lo disfrutás!, besos banfrula