Todo eso que nos hace sentir jennísimos: las insurrecciones que enrulan el mechón lacié, el puctum, lo desprolijo, lo desubicado, el ello, el imaginario radical, lo ridículo, lo inocultable, la falla, lo que nos esforzamos por ocultar pero que se ve a la legua como un elefante dorado. Bienvenidos al blog de Jennísima.

jueves, 4 de octubre de 2012

Por culpa de la menstruación sincronizada…


Les voy a decir algo. Algo que descubrí por trabajar en una oficina con muchas mujeres. Algo que nadie dice y les va a parecer asqueroso. Ya las conozco  a ustedes, lectoras mías. Pero háganse mujer y lean hasta el final.

“En la oficina, no hay que decir nunca cuando una está indispuesta”. Ese es el consejo. Porque siempre hay otra u otras que también lo están, (es por esta magia hormonal de la sincronización del período). Y una, es prolija e higiénica con sus secreciones y material femenino, pero las otras no.  Y no queremos que nos adjudiquen la cochinada ajena, ¿ok?

Si una va y comenta, “ ¡Hoy me re vino! Estoy feliz, tenia 20 días de retraso y me estaba por empezar a preocupar”. Esta compañera a la cual le comentamos el hecho, puede ir al baño, encontrarse con el HORROR y pensar: “Jennísima me dijo que estaba indispuesta. Este acto sanguinario pertenece a ella.”  Este silogismo aristotélico universal puede hundirnos en la categoría de “la sucia” o “La asquerosa”, ¡sin merecerlo!

Entonces, evitad comunicarlo y así limpiarán su dignísima feminidad menstrual  pese a que la verdadera sucia seguirá zafando bajo el anonimato.



13 comentarios:

Petera infirel dijo...

¡Que asco el tema de los baños del trabajo! Y cuando hay otro tipo de suciedad ademas olorosa ¡ASCO!

Ciudad Química dijo...

se agradece profundamente el NO-posteo de imagenes

..cq..

Vale dijo...

Sabias palabras.

jenn dijo...

Vale, son sabias las mias o las de Ciudad QUimica?

CQ: un palabra vale más que mil imágenes.

Pete: el baño es un mundo inexplorado por la literatura universal.SI tan solo Borges hubiera entrado a uno.

f dijo...

funes el memorioso volvió a vivir cada detalle.
cada gota de sangre cayendo en el inodoro.
cada nube mientras se disolvía en el agua tornándola levemente rosácea.
pero lo que mas le costó a funes, fué la imposibilidad de borrarse ese olor de la nariz. la terrible obligación de cargarlo en sus fosas nasales por el resto de sus días, maldiciendo el momento en que se equivocó de puerta, y entró al baño de "damas"...
jlb

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

F: sos un grande!!!!!!!

f dijo...

a mi me dijeron que lo negara siempre, asi que yo no fui.

Tamara Franquez dijo...

Nunca lo habia pensado, pero es verdad!! de todas maneras,....literal y cruda: siempre siempre rollo de papel al objeto inanimado y luego al sobre del cual sacamos el otro objeto de higiene...OFICIAL

CatalinaLaGrande dijo...

Me abro un poco del tema central para contarles el caso de una chica de 23 años que le daba verguenza ir al baño en la oficina para hacer aguas mayores porque quedaba dentro de la habitación y tanto se aguanto que al final se cago en la silla......y todos nos reiamos porque hay que ser tonta para preferir cagarte en la silla a cagar en el baño.

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

nooooooooooooooo, Cata. buena anécodota

La Hilarante dijo...

Si, igual no entiendo la gente que puede hacer tanto echastre...

vamos chicas, no tenemos una canilla de sangre.

Zeithgeist dijo...

pero donde puta madre laburas vos q hay tipas q hacen un happening con el tampon?? en los banios de retiro??

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

happening del tampón!! ideaza, Zeith!! nos llenamos de guita!!