Todo eso que nos hace sentir jennísimos: las insurrecciones que enrulan el mechón lacié, el puctum, lo desprolijo, lo desubicado, el ello, el imaginario radical, lo ridículo, lo inocultable, la falla, lo que nos esforzamos por ocultar pero que se ve a la legua como un elefante dorado. Bienvenidos al blog de Jennísima.

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Roberto Transitorio y sus gastos supérfluos


Nunca fui a un telo. Nunca nadie me llevó. Siempre anduve con Robertos con quinchitos en el fondo de la casa, altillos, casas quintas abandonadas o con autos que se prestaban como recintos de copulación, altares de mis primeros orgasmitos.

Ahora vivo en mi propio atelier del arte de la fornicación y mantengo en vilo esa curiosidad. No tanto por cómo será un albergue transitorio, sino por el sentir que alguien sea capaz de  pagar una  buena cantidad de guita por un lugar solo para revestirme el interior con amor y pasión.

Una vez, un amigo me contó que se gastó un aguinaldo entero por estar dos horas con una minita, que encima después nunca más vio. Y pensé, ¿qué habrá tenido esa chica que valiera un aguinaldo? ¿Acaso yo no lo valgo?

Otra vez, una amiga me contó que ella aceptaba que la llevaran a telos solo si eran caros, lo cual le valió el apodo de “conchita de oro”. Y ahí me cerró una idea. Me di cuenta que yo también quiero ser “conchita de oro”. Hasta ahora mi mentalidad trotskista  regimentada por la facultad de sociales de la UBA, me llevó a actuar siempre igual “para qué poner guita en gastos supérfluos, si lo que importa es la conexión de nuestros espíritus encarnados”.

¡Basta de este socialismo que hoy se lleva un impuesto a mis ganancias pedorras! ¡Quiero ser conchita de oro! ¡¡¡ CONCHITA DE ORO!!!

Roberto, la próxima vez que me quieras llegar al corazón desde el útero, vas a tener que ponerte.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

yo te llevo al hilton de los telos

Verónica M. dijo...

"Revestirme el interior con amor y pasión", me llego a lo más hondo y no podría decirlo mejor jaja.
Un beso,
Vero

Vale dijo...

y ya que estamos que sea junto al mar, y ya que estamos que pague una semanita, y ya que estamos que sea pensión completa, y con masajes, y...

¿Y si tomamos vacaciones?

KatalinaLaGrande (hoy con K nacional y popular) dijo...

El telo es el garche por hora como un taxímetro. Segui en tu atelier que ahí surgen las cosas espontaneamente. Ahí se van dar los verdaderos juegos de la vida. Ahí vas a ver que la "única realidad es la verdad"

La Criatura dijo...

Banfru, ya reservé dos horitas en el telo temàtico de Floresta. Elegí la pieza de estilo Victoriana, obvio.

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

La criatura: me pongo la corona de reina asi me coronas

Petera infiel dijo...

Etapa superada en mi vida. Yo cuando iba al telo era por el acto vaginal o anal porque la bucal la hago donde se presente (¡y es verdad!)

larecepcionista dijo...

Cambialo por el yampán más caro de cuando te inviten a tomar algo. No seré conchita, pero la boca sí la tengo de oro.

oh nikita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
oh nikita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
oh nikita dijo...

ay Banfrula, exquisita conclusión la tuya, como siempre el nivel literario de tus posts es impecable, felíz y transitorio 2013!!

oh nikita dijo...

ay Banfrula, exquisita conclusión la tuya, como siempre el nivel literario de tus posts es impecable, felíz y transitorio 2013!!

oh nikita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
oh nikita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Petera Infiel dijo...

Te perdiste y te perdimos; espero sinceramente que no tengas ningún problema serio por eso no hago ningún chiste al respecto sobre tu ya demasiado larga ausencia de tus escritos.
Un beso y ¡FELIZ 2013! con realización de sueños posibles; locuras no, eh?

jenn dijo...

Petera aquí estoy!! Sigo atada a la cama con corpiños que Roberto rompió a las mordidas.